Una puerta mágica para estimular a aquellos que
quieran mantener vivo al niño interno, la alegría,
sueños, confianza, y sean capaces de alimentar
en su corazón el amor y la mágia que hay en todo
y que es para todos.....

















ELEMENTALES


ELEMENTALES "EL PODER DE LA NATURALEZA"

Los Gnomos y hadas son mucho más que imágenes fantásticas, resabio de nuestra infancia. Si bien solo pueden verse con los ojos del niño interno, ellos existen y están dispuestos a colaborar con el hombre en su paso por la Tierra.Todos los habitantes de esta tierra poseen conocimientos que ni siquieran sospechan. Dios, el cosmos, el infinito, oculta los conocimientos más profundos, en los lugares en los que a nadie se le ocurriría buscar, simplemente, porque son demasiado obvios. O tal vez, Dios no oculte nada, y sea nuestra razón la que nos separa del conocimiento que está ante la vista de todos. Tal es así, que desde chicos nos son dados ciertos conocimientos, bajo el rótulo de ¨cuentos¨ o historias de ¨fantasía¨, que anclamos en nuestro corazón. Pero claro, vamos creciendo y nuestros mayores nos muestran la ¨realidad¨, una realidad que poco a poco va sepultando nuestras hermosas fantasías y es así como el materialismo cotidiano va ahogando nuestro conocimiento cósmico. Aunque no todo esta perdido, porque muy dentro nuestro, existe el poderoso deseo de que ese mundo fantástico con el que soñamos de chicos, se haga realidad en algún momento. Lo que nunca sospechamos, es que ese hermoso mundo es real, y está al alcance de nuestra mano...

QUE SON LOS ELEMENTALES
Sabemos que los humanos no somos los únicos seres que habitamos este planeta, sino que lo compartimos con otros tres reinos a saber: mineral, vegetal y animal. También encontramos dentro de cada uno de estos reinos, claras divisiones evolutivas, como ser, animales con una inteligencia superior, como el delfín, el perro o el mono y otros con una inteligencia inferior como los reptiles. También encontramos mineral de distinta evolución, como ser el plomo y el diamante, y también seres humanos de diferente evolución que otro, como ser un Martin Luther King o una Madre Teresa de Calcuta y un Hitler. A estás distintas formas de evolución se las llama ¨oleadas de vida¨. Así como convivimos con estás oleadas de vida que son conocidas por todos ¨oficialmente¨, existen también otras, con su propia escala evolutiva, conviviendo junto a nosotros, en este mismo espacio pero en otro plano, que también conocemos, pero que hemos ignorado rotundamente, a partir de cierta etapa de nuestras vidas. Los elementales son espíritus de la naturaleza, son oleadas de vida diferentes al hombre, que cumplen su propia función , que tienen una misión claramente definida y que también forman parte activa en el Plan Divino.

CADA CUAL ATIENDE SU JUEGO
Cada elemental trabaja con uno de los cuatro diferentes elementos que hay en la naturaleza (de ahí su monbre).
ELEMENTO TIERRA: Gnomos, Duendes, Enanos.
ELEMENTO AIRE: Hadas, Ninfas, Elfos.
ELEMENTO AGUA: Sirenas, Nereidas, Ondinas.
ELEMENTO FUEGO: Salamandras.
Todos los elementales pertenecen al reino dévico, es decir que son Devas de la naturaleza. Ellos pertenecen al reino angélico, lo que significa que su evolución, tiene como etapa superior, el llegar a estos niveles de existencia, a diferencia del hombre, que sigue otra línea de evolución que cobra mayor trascendencia al ascender hacia planos superiores de existencia. Debemos tener bien claro que ¨Los espíritus de la naturaleza¨ no han sido ni serán individuos de una humanidad como la nuestra; y sin embargo, la vida que en ellos mora dimana del mismo Logo Solar del que dimana la nuestra.

DONDE VIVEN Y COMO SE ORGANIZAN
Los elementales viven en los mismos lugares, países y continentes en los que vivimos nosotros. estos seres tienen misiones muy claras que cumplir casi siempre en o cerca de su elemento natural, así es que las hadas, gnomos y enanos se encuentran en los jardines, bosques, parques y custodian y cuidan árboles, plantas, etc. Por su parte, las ondinas, sirenas y nereidas se encuentran en los mares, lagos y lagunas. Las salamandras donde hay fuego y los silfos, ninfas y elfos en el aire. sus aspectos son tal cual nos presentaron los cuentos de hadas. Gozan de la vida y emocionalmente son también elementales, es decir que a nuestro criterio, son como los niños humanos, no se puede decir que sean buenos o malos simplemente son niños. Gustan de divertirse todo el tiempo y a veces no miden las consecuencias de esa diversión, causando algunos problemas, sobre todo cuando tratan de divertirse con los humanos dado que son traviesos.

  SU RELACION CON LOS HOMBRES
Quizás no sea causal que los elementales no quieran tener ningún tipo de relación con el hombre. la agresividad del hombre ha hecho que estos seres eviten tener que acercarse, dado que conocen el actuar nuestro de acuerdo a la destrucción sistemática que se tiene contra su principal motivo de existencia, esto es , la Naturaleza. En muy poco tiempo el hombre destruye sin compa-sión aquello que ellos tardaron siglos en desarrollar, y me refiero a la tala de árboles, la contaminación del aire y del mar. Los hermanos elementales sólo se acercan a aquellos que son puros de corazón, y no es casual que la mayor parte de nuestros niños hasta cierta edad puedan verlos con facilidad. pero sin embargo, los elementales responden a todos aquellos que hayan decidido tener otra aptitud hacia la vida y hacia la naturaleza. No son pocos los que han logrado entrar en contacto con ellos, y en verdad ellos escuchan de buena gana a los que han comenzado a relacionarse de una manera distinta con los demas seres de la creación. 
Una persona sensible, al caminar por el bosque o al escuchar el viento y el mur-mullo de las olas, es capaz de percibir todavía la presencia discreta de los seres mágicos, y comprender que el mundo encantado  puede seguir vivo. Para que ese niño interior pueda seguir vivo en cada ser humano, necesitamos abrirnos a la magia, al juego, y muy especialmente a la fantasía. Está es una invitación a todas aquellas personas que se animen a intertarlo, traspasando las fronteras del espacio, del tiempo y de la racionalidad. Este es un viaje, donde no necesitamos equipaje alguno, solo las ganas de compartir algunas historias juntos.
Mara Reims

MIS TRABAJOS



















































Ejercicios para adelgazar